Demotix.com The Network for Freelance Photojournalists 30,000 contributors. 212 territories. Photos. Videos. News.

Cárcel Modelo de Bogotá: entrada de mujeres

Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159194
01/11
Caption
La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas, abuelas, familiares y amigas, se alistan cada domingo para pasar por el sufrimiento que les espera dentro y fuera de cárcel Modelo, con el fin de visitar a los reclusos. El negocio: La entrada inicia a las 8:00am del domingo. Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario del Estado (Inpec) y la Policía, sin previo aviso a la ciudadanía deciden salir a cualquier hora de la madrugada, a una callejuela oscura, destapada, llena de escombros, barro y de basura a estampar dos sellos en el brazo de algunas mujeres que de forma misteriosa y exclusiva, son avisadas para estar en ese lugar entre 1:00 am y 2:00 am. Hasta 10 horas pueden durar de pie las mujeres que pretenden entrar a Cárcel La Modelo a primera hora del día domingo. Sufren las heladas y el frío de la madrugada, el desorden y la desinformación que produce el Inpec, porque es un negocio para algunos guardias establecer contactos particulares, para generar un monopolio de la información sobre la hora en que van a estampar los sellos requeridos para el ingreso de mujeres. Los primeros 50 puestos de la fila para ingresar a la entrada a La Modelo cuestan entre US$20 y US$30. Este precio lo pagan las mujeres que pueden hacerlo, la mayoría de ellas visitan a familiares sindicados por delitos de narcotráfico. Así lo pudo conprobar WiKi CiudaDana con uno de los contactos que maneja de manera exclusiva este proceso de ingreso. El Calvario: Las mujeres van formando una fila y con el transcurrir del tiempo, ésta se va haciendo mucho más larga y congestionada. El Inpec tampoco informa a las mujeres embarazadas, a las señoras de la tercera edad ni a las que se encuentran con alguna discapacidad, que tienen en el derecho de ingresar de manera prioritaria al establecimiento y evitar la fila de 7 cuadras. Caminar por dos calles destapadas, llenas de basura y malolientes, es la ruta establecida por el Inpec para el ingreso de las mujeres. WiKi CiudaDana observó que las dos cuadras por las que las mujeres son obligadas a caminar, no son necesarias como ruta de ingreso a la Modelo. También se comprobó que no existen canales de comunicación públicos ni visibles que den a conocer las reglas de juego sobre los temas claves que son: hora de estampada de los sellos, número de sellos requeridos, hora de ingreso de la visita y hora de salida. No existe información pública y visible sobre los alimentos que el Inpec autoriza ingresar a La Modelo o los que son prohibidos. Muchas mujeres no logran ingresar, después de este calvario, por la forma en que llevan empacados sus alimentos. Las mujeres pasan por 5 controles de seguridad antes de llegar a ver a su familiar o amigo. Registro de cédula y foto digital es el primer control; revisión de alimentos de manera no higiénica por parte del Inpec pues las mujeres han denunciado que la guardia no utiliza tapabocas y con solo un par de cucharas revisan todos los alimentos que ingresan más de 3.000 mujeres. La requisa personal está a cargo de mujeres guardianas; después se pasa a la requisa de los perros antinarcóticos y antiexplosivos, y por último, se pasan los alimentos por una banda transportadora y ellas pasan por el scaner que detecta metales. Cada domingo todo es incierto, pues las reglas de juego cambian. No hay normas visibles para las mujeres. Reina la desinformación y el poder de las mujeres ¨contacto¨ que tienen el negocio de establecer quiénes y a qué precio se ingresa a la Modelo cada domingo.
Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159195
02/11
Caption
La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas, abuelas, familiares y amigas, se alistan cada domingo para pasar por el sufrimiento que les espera dentro y fuera de cárcel Modelo, con el fin de visitar a los reclusos. El negocio: La entrada inicia a las 8:00am del domingo. Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario del Estado (Inpec) y la Policía, sin previo aviso a la ciudadanía deciden salir a cualquier hora de la madrugada, a una callejuela oscura, destapada, llena de escombros, barro y de basura a estampar dos sellos en el brazo de algunas mujeres que de forma misteriosa y exclusiva, son avisadas para estar en ese lugar entre 1:00 am y 2:00 am. Hasta 10 horas pueden durar de pie las mujeres que pretenden entrar a Cárcel La Modelo a primera hora del día domingo. Sufren las heladas y el frío de la madrugada, el desorden y la desinformación que produce el Inpec, porque es un negocio para algunos guardias establecer contactos particulares, para generar un monopolio de la información sobre la hora en que van a estampar los sellos requeridos para el ingreso de mujeres. Los primeros 50 puestos de la fila para ingresar a la entrada a La Modelo cuestan entre US$20 y US$30. Este precio lo pagan las mujeres que pueden hacerlo, la mayoría de ellas visitan a familiares sindicados por delitos de narcotráfico. Así lo pudo conprobar WiKi CiudaDana con uno de los contactos que maneja de manera exclusiva este proceso de ingreso. El Calvario: Las mujeres van formando una fila y con el transcurrir del tiempo, ésta se va haciendo mucho más larga y congestionada. El Inpec tampoco informa a las mujeres embarazadas, a las señoras de la tercera edad ni a las que se encuentran con alguna discapacidad, que tienen en el derecho de ingresar de manera prioritaria al establecimiento y evitar la fila de 7 cuadras. Caminar por dos calles destapadas, llenas de basura y malolientes, es la ruta establecida por el Inpec para el ingreso de las mujeres. WiKi CiudaDana observó que las dos cuadras por las que las mujeres son obligadas a caminar, no son necesarias como ruta de ingreso a la Modelo. También se comprobó que no existen canales de comunicación públicos ni visibles que den a conocer las reglas de juego sobre los temas claves que son: hora de estampada de los sellos, número de sellos requeridos, hora de ingreso de la visita y hora de salida. No existe información pública y visible sobre los alimentos que el Inpec autoriza ingresar a La Modelo o los que son prohibidos. Muchas mujeres no logran ingresar, después de este calvario, por la forma en que llevan empacados sus alimentos. Las mujeres pasan por 5 controles de seguridad antes de llegar a ver a su familiar o amigo. Registro de cédula y foto digital es el primer control; revisión de alimentos de manera no higiénica por parte del Inpec pues las mujeres han denunciado que la guardia no utiliza tapabocas y con solo un par de cucharas revisan todos los alimentos que ingresan más de 3.000 mujeres. La requisa personal está a cargo de mujeres guardianas; después se pasa a la requisa de los perros antinarcóticos y antiexplosivos, y por último, se pasan los alimentos por una banda transportadora y ellas pasan por el scaner que detecta metales. Cada domingo todo es incierto, pues las reglas de juego cambian. No hay normas visibles para las mujeres. Reina la desinformación y el poder de las mujeres ¨contacto¨ que tienen el negocio de establecer quiénes y a qué precio se ingresa a la Modelo cada domingo.
Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159196
03/11
Caption
La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas, abuelas, familiares y amigas, se alistan cada domingo para pasar por el sufrimiento que les espera dentro y fuera de cárcel Modelo, con el fin de visitar a los reclusos. El negocio: La entrada inicia a las 8:00am del domingo. Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario del Estado (Inpec) y la Policía, sin previo aviso a la ciudadanía deciden salir a cualquier hora de la madrugada, a una callejuela oscura, destapada, llena de escombros, barro y de basura a estampar dos sellos en el brazo de algunas mujeres que de forma misteriosa y exclusiva, son avisadas para estar en ese lugar entre 1:00 am y 2:00 am. Hasta 10 horas pueden durar de pie las mujeres que pretenden entrar a Cárcel La Modelo a primera hora del día domingo. Sufren las heladas y el frío de la madrugada, el desorden y la desinformación que produce el Inpec, porque es un negocio para algunos guardias establecer contactos particulares, para generar un monopolio de la información sobre la hora en que van a estampar los sellos requeridos para el ingreso de mujeres. Los primeros 50 puestos de la fila para ingresar a la entrada a La Modelo cuestan entre US$20 y US$30. Este precio lo pagan las mujeres que pueden hacerlo, la mayoría de ellas visitan a familiares sindicados por delitos de narcotráfico. Así lo pudo conprobar WiKi CiudaDana con uno de los contactos que maneja de manera exclusiva este proceso de ingreso. El Calvario: Las mujeres van formando una fila y con el transcurrir del tiempo, ésta se va haciendo mucho más larga y congestionada. El Inpec tampoco informa a las mujeres embarazadas, a las señoras de la tercera edad ni a las que se encuentran con alguna discapacidad, que tienen en el derecho de ingresar de manera prioritaria al establecimiento y evitar la fila de 7 cuadras. Caminar por dos calles destapadas, llenas de basura y malolientes, es la ruta establecida por el Inpec para el ingreso de las mujeres. WiKi CiudaDana observó que las dos cuadras por las que las mujeres son obligadas a caminar, no son necesarias como ruta de ingreso a la Modelo. También se comprobó que no existen canales de comunicación públicos ni visibles que den a conocer las reglas de juego sobre los temas claves que son: hora de estampada de los sellos, número de sellos requeridos, hora de ingreso de la visita y hora de salida. No existe información pública y visible sobre los alimentos que el Inpec autoriza ingresar a La Modelo o los que son prohibidos. Muchas mujeres no logran ingresar, después de este calvario, por la forma en que llevan empacados sus alimentos. Las mujeres pasan por 5 controles de seguridad antes de llegar a ver a su familiar o amigo. Registro de cédula y foto digital es el primer control; revisión de alimentos de manera no higiénica por parte del Inpec pues las mujeres han denunciado que la guardia no utiliza tapabocas y con solo un par de cucharas revisan todos los alimentos que ingresan más de 3.000 mujeres. La requisa personal está a cargo de mujeres guardianas; después se pasa a la requisa de los perros antinarcóticos y antiexplosivos, y por último, se pasan los alimentos por una banda transportadora y ellas pasan por el scaner que detecta metales. Cada domingo todo es incierto, pues las reglas de juego cambian. No hay normas visibles para las mujeres. Reina la desinformación y el poder de las mujeres ¨contacto¨ que tienen el negocio de establecer quiénes y a qué precio se ingresa a la Modelo cada domingo.
Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159197
04/11
Caption
La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas, abuelas, familiares y amigas, se alistan cada domingo para pasar por el sufrimiento que les espera dentro y fuera de cárcel Modelo, con el fin de visitar a los reclusos. El negocio: La entrada inicia a las 8:00am del domingo. Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario del Estado (Inpec) y la Policía, sin previo aviso a la ciudadanía deciden salir a cualquier hora de la madrugada, a una callejuela oscura, destapada, llena de escombros, barro y de basura a estampar dos sellos en el brazo de algunas mujeres que de forma misteriosa y exclusiva, son avisadas para estar en ese lugar entre 1:00 am y 2:00 am. Hasta 10 horas pueden durar de pie las mujeres que pretenden entrar a Cárcel La Modelo a primera hora del día domingo. Sufren las heladas y el frío de la madrugada, el desorden y la desinformación que produce el Inpec, porque es un negocio para algunos guardias establecer contactos particulares, para generar un monopolio de la información sobre la hora en que van a estampar los sellos requeridos para el ingreso de mujeres. Los primeros 50 puestos de la fila para ingresar a la entrada a La Modelo cuestan entre US$20 y US$30. Este precio lo pagan las mujeres que pueden hacerlo, la mayoría de ellas visitan a familiares sindicados por delitos de narcotráfico. Así lo pudo conprobar WiKi CiudaDana con uno de los contactos que maneja de manera exclusiva este proceso de ingreso. El Calvario: Las mujeres van formando una fila y con el transcurrir del tiempo, ésta se va haciendo mucho más larga y congestionada. El Inpec tampoco informa a las mujeres embarazadas, a las señoras de la tercera edad ni a las que se encuentran con alguna discapacidad, que tienen en el derecho de ingresar de manera prioritaria al establecimiento y evitar la fila de 7 cuadras. Caminar por dos calles destapadas, llenas de basura y malolientes, es la ruta establecida por el Inpec para el ingreso de las mujeres. WiKi CiudaDana observó que las dos cuadras por las que las mujeres son obligadas a caminar, no son necesarias como ruta de ingreso a la Modelo. También se comprobó que no existen canales de comunicación públicos ni visibles que den a conocer las reglas de juego sobre los temas claves que son: hora de estampada de los sellos, número de sellos requeridos, hora de ingreso de la visita y hora de salida. No existe información pública y visible sobre los alimentos que el Inpec autoriza ingresar a La Modelo o los que son prohibidos. Muchas mujeres no logran ingresar, después de este calvario, por la forma en que llevan empacados sus alimentos. Las mujeres pasan por 5 controles de seguridad antes de llegar a ver a su familiar o amigo. Registro de cédula y foto digital es el primer control; revisión de alimentos de manera no higiénica por parte del Inpec pues las mujeres han denunciado que la guardia no utiliza tapabocas y con solo un par de cucharas revisan todos los alimentos que ingresan más de 3.000 mujeres. La requisa personal está a cargo de mujeres guardianas; después se pasa a la requisa de los perros antinarcóticos y antiexplosivos, y por último, se pasan los alimentos por una banda transportadora y ellas pasan por el scaner que detecta metales. Cada domingo todo es incierto, pues las reglas de juego cambian. No hay normas visibles para las mujeres. Reina la desinformación y el poder de las mujeres ¨contacto¨ que tienen el negocio de establecer quiénes y a qué precio se ingresa a la Modelo cada domingo.
Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159198
05/11
Caption
La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas, abuelas, familiares y amigas, se alistan cada domingo para pasar por el sufrimiento que les espera dentro y fuera de cárcel Modelo, con el fin de visitar a los reclusos. El negocio: La entrada inicia a las 8:00am del domingo. Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario del Estado (Inpec) y la Policía, sin previo aviso a la ciudadanía deciden salir a cualquier hora de la madrugada, a una callejuela oscura, destapada, llena de escombros, barro y de basura a estampar dos sellos en el brazo de algunas mujeres que de forma misteriosa y exclusiva, son avisadas para estar en ese lugar entre 1:00 am y 2:00 am. Hasta 10 horas pueden durar de pie las mujeres que pretenden entrar a Cárcel La Modelo a primera hora del día domingo. Sufren las heladas y el frío de la madrugada, el desorden y la desinformación que produce el Inpec, porque es un negocio para algunos guardias establecer contactos particulares, para generar un monopolio de la información sobre la hora en que van a estampar los sellos requeridos para el ingreso de mujeres. Los primeros 50 puestos de la fila para ingresar a la entrada a La Modelo cuestan entre US$20 y US$30. Este precio lo pagan las mujeres que pueden hacerlo, la mayoría de ellas visitan a familiares sindicados por delitos de narcotráfico. Así lo pudo conprobar WiKi CiudaDana con uno de los contactos que maneja de manera exclusiva este proceso de ingreso. El Calvario: Las mujeres van formando una fila y con el transcurrir del tiempo, ésta se va haciendo mucho más larga y congestionada. El Inpec tampoco informa a las mujeres embarazadas, a las señoras de la tercera edad ni a las que se encuentran con alguna discapacidad, que tienen en el derecho de ingresar de manera prioritaria al establecimiento y evitar la fila de 7 cuadras. Caminar por dos calles destapadas, llenas de basura y malolientes, es la ruta establecida por el Inpec para el ingreso de las mujeres. WiKi CiudaDana observó que las dos cuadras por las que las mujeres son obligadas a caminar, no son necesarias como ruta de ingreso a la Modelo. También se comprobó que no existen canales de comunicación públicos ni visibles que den a conocer las reglas de juego sobre los temas claves que son: hora de estampada de los sellos, número de sellos requeridos, hora de ingreso de la visita y hora de salida. No existe información pública y visible sobre los alimentos que el Inpec autoriza ingresar a La Modelo o los que son prohibidos. Muchas mujeres no logran ingresar, después de este calvario, por la forma en que llevan empacados sus alimentos. Las mujeres pasan por 5 controles de seguridad antes de llegar a ver a su familiar o amigo. Registro de cédula y foto digital es el primer control; revisión de alimentos de manera no higiénica por parte del Inpec pues las mujeres han denunciado que la guardia no utiliza tapabocas y con solo un par de cucharas revisan todos los alimentos que ingresan más de 3.000 mujeres. La requisa personal está a cargo de mujeres guardianas; después se pasa a la requisa de los perros antinarcóticos y antiexplosivos, y por último, se pasan los alimentos por una banda transportadora y ellas pasan por el scaner que detecta metales. Cada domingo todo es incierto, pues las reglas de juego cambian. No hay normas visibles para las mujeres. Reina la desinformación y el poder de las mujeres ¨contacto¨ que tienen el negocio de establecer quiénes y a qué precio se ingresa a la Modelo cada domingo.
Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159201
06/11
Caption
La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas, abuelas, familiares y amigas, se alistan cada domingo para pasar por el sufrimiento que les espera dentro y fuera de cárcel Modelo, con el fin de visitar a los reclusos. El negocio: La entrada inicia a las 8:00am del domingo. Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario del Estado (Inpec) y la Policía, sin previo aviso a la ciudadanía deciden salir a cualquier hora de la madrugada, a una callejuela oscura, destapada, llena de escombros, barro y de basura a estampar dos sellos en el brazo de algunas mujeres que de forma misteriosa y exclusiva, son avisadas para estar en ese lugar entre 1:00 am y 2:00 am. Hasta 10 horas pueden durar de pie las mujeres que pretenden entrar a Cárcel La Modelo a primera hora del día domingo. Sufren las heladas y el frío de la madrugada, el desorden y la desinformación que produce el Inpec, porque es un negocio para algunos guardias establecer contactos particulares, para generar un monopolio de la información sobre la hora en que van a estampar los sellos requeridos para el ingreso de mujeres. Los primeros 50 puestos de la fila para ingresar a la entrada a La Modelo cuestan entre US$20 y US$30. Este precio lo pagan las mujeres que pueden hacerlo, la mayoría de ellas visitan a familiares sindicados por delitos de narcotráfico. Así lo pudo conprobar WiKi CiudaDana con uno de los contactos que maneja de manera exclusiva este proceso de ingreso. El Calvario: Las mujeres van formando una fila y con el transcurrir del tiempo, ésta se va haciendo mucho más larga y congestionada. El Inpec tampoco informa a las mujeres embarazadas, a las señoras de la tercera edad ni a las que se encuentran con alguna discapacidad, que tienen en el derecho de ingresar de manera prioritaria al establecimiento y evitar la fila de 7 cuadras. Caminar por dos calles destapadas, llenas de basura y malolientes, es la ruta establecida por el Inpec para el ingreso de las mujeres. WiKi CiudaDana observó que las dos cuadras por las que las mujeres son obligadas a caminar, no son necesarias como ruta de ingreso a la Modelo. También se comprobó que no existen canales de comunicación públicos ni visibles que den a conocer las reglas de juego sobre los temas claves que son: hora de estampada de los sellos, número de sellos requeridos, hora de ingreso de la visita y hora de salida. No existe información pública y visible sobre los alimentos que el Inpec autoriza ingresar a La Modelo o los que son prohibidos. Muchas mujeres no logran ingresar, después de este calvario, por la forma en que llevan empacados sus alimentos. Las mujeres pasan por 5 controles de seguridad antes de llegar a ver a su familiar o amigo. Registro de cédula y foto digital es el primer control; revisión de alimentos de manera no higiénica por parte del Inpec pues las mujeres han denunciado que la guardia no utiliza tapabocas y con solo un par de cucharas revisan todos los alimentos que ingresan más de 3.000 mujeres. La requisa personal está a cargo de mujeres guardianas; después se pasa a la requisa de los perros antinarcóticos y antiexplosivos, y por último, se pasan los alimentos por una banda transportadora y ellas pasan por el scaner que detecta metales. Cada domingo todo es incierto, pues las reglas de juego cambian. No hay normas visibles para las mujeres. Reina la desinformación y el poder de las mujeres ¨contacto¨ que tienen el negocio de establecer quiénes y a qué precio se ingresa a la Modelo cada domingo.
Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159203
07/11
Caption
La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas, abuelas, familiares y amigas, se alistan cada domingo para pasar por el sufrimiento que les espera dentro y fuera de cárcel Modelo, con el fin de visitar a los reclusos. El negocio: La entrada inicia a las 8:00am del domingo. Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario del Estado (Inpec) y la Policía, sin previo aviso a la ciudadanía deciden salir a cualquier hora de la madrugada, a una callejuela oscura, destapada, llena de escombros, barro y de basura a estampar dos sellos en el brazo de algunas mujeres que de forma misteriosa y exclusiva, son avisadas para estar en ese lugar entre 1:00 am y 2:00 am. Hasta 10 horas pueden durar de pie las mujeres que pretenden entrar a Cárcel La Modelo a primera hora del día domingo. Sufren las heladas y el frío de la madrugada, el desorden y la desinformación que produce el Inpec, porque es un negocio para algunos guardias establecer contactos particulares, para generar un monopolio de la información sobre la hora en que van a estampar los sellos requeridos para el ingreso de mujeres. Los primeros 50 puestos de la fila para ingresar a la entrada a La Modelo cuestan entre US$20 y US$30. Este precio lo pagan las mujeres que pueden hacerlo, la mayoría de ellas visitan a familiares sindicados por delitos de narcotráfico. Así lo pudo conprobar WiKi CiudaDana con uno de los contactos que maneja de manera exclusiva este proceso de ingreso. El Calvario: Las mujeres van formando una fila y con el transcurrir del tiempo, ésta se va haciendo mucho más larga y congestionada. El Inpec tampoco informa a las mujeres embarazadas, a las señoras de la tercera edad ni a las que se encuentran con alguna discapacidad, que tienen en el derecho de ingresar de manera prioritaria al establecimiento y evitar la fila de 7 cuadras. Caminar por dos calles destapadas, llenas de basura y malolientes, es la ruta establecida por el Inpec para el ingreso de las mujeres. WiKi CiudaDana observó que las dos cuadras por las que las mujeres son obligadas a caminar, no son necesarias como ruta de ingreso a la Modelo. También se comprobó que no existen canales de comunicación públicos ni visibles que den a conocer las reglas de juego sobre los temas claves que son: hora de estampada de los sellos, número de sellos requeridos, hora de ingreso de la visita y hora de salida. No existe información pública y visible sobre los alimentos que el Inpec autoriza ingresar a La Modelo o los que son prohibidos. Muchas mujeres no logran ingresar, después de este calvario, por la forma en que llevan empacados sus alimentos. Las mujeres pasan por 5 controles de seguridad antes de llegar a ver a su familiar o amigo. Registro de cédula y foto digital es el primer control; revisión de alimentos de manera no higiénica por parte del Inpec pues las mujeres han denunciado que la guardia no utiliza tapabocas y con solo un par de cucharas revisan todos los alimentos que ingresan más de 3.000 mujeres. La requisa personal está a cargo de mujeres guardianas; después se pasa a la requisa de los perros antinarcóticos y antiexplosivos, y por último, se pasan los alimentos por una banda transportadora y ellas pasan por el scaner que detecta metales. Cada domingo todo es incierto, pues las reglas de juego cambian. No hay normas visibles para las mujeres. Reina la desinformación y el poder de las mujeres ¨contacto¨ que tienen el negocio de establecer quiénes y a qué precio se ingresa a la Modelo cada domingo.
Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159204
08/11
Caption
La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas, abuelas, familiares y amigas, se alistan cada domingo para pasar por el sufrimiento que les espera dentro y fuera de cárcel Modelo, con el fin de visitar a los reclusos. El negocio: La entrada inicia a las 8:00am del domingo. Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario del Estado (Inpec) y la Policía, sin previo aviso a la ciudadanía deciden salir a cualquier hora de la madrugada, a una callejuela oscura, destapada, llena de escombros, barro y de basura a estampar dos sellos en el brazo de algunas mujeres que de forma misteriosa y exclusiva, son avisadas para estar en ese lugar entre 1:00 am y 2:00 am. Hasta 10 horas pueden durar de pie las mujeres que pretenden entrar a Cárcel La Modelo a primera hora del día domingo. Sufren las heladas y el frío de la madrugada, el desorden y la desinformación que produce el Inpec, porque es un negocio para algunos guardias establecer contactos particulares, para generar un monopolio de la información sobre la hora en que van a estampar los sellos requeridos para el ingreso de mujeres. Los primeros 50 puestos de la fila para ingresar a la entrada a La Modelo cuestan entre US$20 y US$30. Este precio lo pagan las mujeres que pueden hacerlo, la mayoría de ellas visitan a familiares sindicados por delitos de narcotráfico. Así lo pudo conprobar WiKi CiudaDana con uno de los contactos que maneja de manera exclusiva este proceso de ingreso. El Calvario: Las mujeres van formando una fila y con el transcurrir del tiempo, ésta se va haciendo mucho más larga y congestionada. El Inpec tampoco informa a las mujeres embarazadas, a las señoras de la tercera edad ni a las que se encuentran con alguna discapacidad, que tienen en el derecho de ingresar de manera prioritaria al establecimiento y evitar la fila de 7 cuadras. Caminar por dos calles destapadas, llenas de basura y malolientes, es la ruta establecida por el Inpec para el ingreso de las mujeres. WiKi CiudaDana observó que las dos cuadras por las que las mujeres son obligadas a caminar, no son necesarias como ruta de ingreso a la Modelo. También se comprobó que no existen canales de comunicación públicos ni visibles que den a conocer las reglas de juego sobre los temas claves que son: hora de estampada de los sellos, número de sellos requeridos, hora de ingreso de la visita y hora de salida. No existe información pública y visible sobre los alimentos que el Inpec autoriza ingresar a La Modelo o los que son prohibidos. Muchas mujeres no logran ingresar, después de este calvario, por la forma en que llevan empacados sus alimentos. Las mujeres pasan por 5 controles de seguridad antes de llegar a ver a su familiar o amigo. Registro de cédula y foto digital es el primer control; revisión de alimentos de manera no higiénica por parte del Inpec pues las mujeres han denunciado que la guardia no utiliza tapabocas y con solo un par de cucharas revisan todos los alimentos que ingresan más de 3.000 mujeres. La requisa personal está a cargo de mujeres guardianas; después se pasa a la requisa de los perros antinarcóticos y antiexplosivos, y por último, se pasan los alimentos por una banda transportadora y ellas pasan por el scaner que detecta metales. Cada domingo todo es incierto, pues las reglas de juego cambian. No hay normas visibles para las mujeres. Reina la desinformación y el poder de las mujeres ¨contacto¨ que tienen el negocio de establecer quiénes y a qué precio se ingresa a la Modelo cada domingo.
Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159205
09/11
Caption
La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas, abuelas, familiares y amigas, se alistan cada domingo para pasar por el sufrimiento que les espera dentro y fuera de cárcel Modelo, con el fin de visitar a los reclusos. El negocio: La entrada inicia a las 8:00am del domingo. Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario del Estado (Inpec) y la Policía, sin previo aviso a la ciudadanía deciden salir a cualquier hora de la madrugada, a una callejuela oscura, destapada, llena de escombros, barro y de basura a estampar dos sellos en el brazo de algunas mujeres que de forma misteriosa y exclusiva, son avisadas para estar en ese lugar entre 1:00 am y 2:00 am. Hasta 10 horas pueden durar de pie las mujeres que pretenden entrar a Cárcel La Modelo a primera hora del día domingo. Sufren las heladas y el frío de la madrugada, el desorden y la desinformación que produce el Inpec, porque es un negocio para algunos guardias establecer contactos particulares, para generar un monopolio de la información sobre la hora en que van a estampar los sellos requeridos para el ingreso de mujeres. Los primeros 50 puestos de la fila para ingresar a la entrada a La Modelo cuestan entre US$20 y US$30. Este precio lo pagan las mujeres que pueden hacerlo, la mayoría de ellas visitan a familiares sindicados por delitos de narcotráfico. Así lo pudo conprobar WiKi CiudaDana con uno de los contactos que maneja de manera exclusiva este proceso de ingreso. El Calvario: Las mujeres van formando una fila y con el transcurrir del tiempo, ésta se va haciendo mucho más larga y congestionada. El Inpec tampoco informa a las mujeres embarazadas, a las señoras de la tercera edad ni a las que se encuentran con alguna discapacidad, que tienen en el derecho de ingresar de manera prioritaria al establecimiento y evitar la fila de 7 cuadras. Caminar por dos calles destapadas, llenas de basura y malolientes, es la ruta establecida por el Inpec para el ingreso de las mujeres. WiKi CiudaDana observó que las dos cuadras por las que las mujeres son obligadas a caminar, no son necesarias como ruta de ingreso a la Modelo. También se comprobó que no existen canales de comunicación públicos ni visibles que den a conocer las reglas de juego sobre los temas claves que son: hora de estampada de los sellos, número de sellos requeridos, hora de ingreso de la visita y hora de salida. No existe información pública y visible sobre los alimentos que el Inpec autoriza ingresar a La Modelo o los que son prohibidos. Muchas mujeres no logran ingresar, después de este calvario, por la forma en que llevan empacados sus alimentos. Las mujeres pasan por 5 controles de seguridad antes de llegar a ver a su familiar o amigo. Registro de cédula y foto digital es el primer control; revisión de alimentos de manera no higiénica por parte del Inpec pues las mujeres han denunciado que la guardia no utiliza tapabocas y con solo un par de cucharas revisan todos los alimentos que ingresan más de 3.000 mujeres. La requisa personal está a cargo de mujeres guardianas; después se pasa a la requisa de los perros antinarcóticos y antiexplosivos, y por último, se pasan los alimentos por una banda transportadora y ellas pasan por el scaner que detecta metales. Cada domingo todo es incierto, pues las reglas de juego cambian. No hay normas visibles para las mujeres. Reina la desinformación y el poder de las mujeres ¨contacto¨ que tienen el negocio de establecer quiénes y a qué precio se ingresa a la Modelo cada domingo.
Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159207
10/11
Caption
La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas, abuelas, familiares y amigas, se alistan cada domingo para pasar por el sufrimiento que les espera dentro y fuera de cárcel Modelo, con el fin de visitar a los reclusos. El negocio: La entrada inicia a las 8:00am del domingo. Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario del Estado (Inpec) y la Policía, sin previo aviso a la ciudadanía deciden salir a cualquier hora de la madrugada, a una callejuela oscura, destapada, llena de escombros, barro y de basura a estampar dos sellos en el brazo de algunas mujeres que de forma misteriosa y exclusiva, son avisadas para estar en ese lugar entre 1:00 am y 2:00 am. Hasta 10 horas pueden durar de pie las mujeres que pretenden entrar a Cárcel La Modelo a primera hora del día domingo. Sufren las heladas y el frío de la madrugada, el desorden y la desinformación que produce el Inpec, porque es un negocio para algunos guardias establecer contactos particulares, para generar un monopolio de la información sobre la hora en que van a estampar los sellos requeridos para el ingreso de mujeres. Los primeros 50 puestos de la fila para ingresar a la entrada a La Modelo cuestan entre US$20 y US$30. Este precio lo pagan las mujeres que pueden hacerlo, la mayoría de ellas visitan a familiares sindicados por delitos de narcotráfico. Así lo pudo conprobar WiKi CiudaDana con uno de los contactos que maneja de manera exclusiva este proceso de ingreso. El Calvario: Las mujeres van formando una fila y con el transcurrir del tiempo, ésta se va haciendo mucho más larga y congestionada. El Inpec tampoco informa a las mujeres embarazadas, a las señoras de la tercera edad ni a las que se encuentran con alguna discapacidad, que tienen en el derecho de ingresar de manera prioritaria al establecimiento y evitar la fila de 7 cuadras. Caminar por dos calles destapadas, llenas de basura y malolientes, es la ruta establecida por el Inpec para el ingreso de las mujeres. WiKi CiudaDana observó que las dos cuadras por las que las mujeres son obligadas a caminar, no son necesarias como ruta de ingreso a la Modelo. También se comprobó que no existen canales de comunicación públicos ni visibles que den a conocer las reglas de juego sobre los temas claves que son: hora de estampada de los sellos, número de sellos requeridos, hora de ingreso de la visita y hora de salida. No existe información pública y visible sobre los alimentos que el Inpec autoriza ingresar a La Modelo o los que son prohibidos. Muchas mujeres no logran ingresar, después de este calvario, por la forma en que llevan empacados sus alimentos. Las mujeres pasan por 5 controles de seguridad antes de llegar a ver a su familiar o amigo. Registro de cédula y foto digital es el primer control; revisión de alimentos de manera no higiénica por parte del Inpec pues las mujeres han denunciado que la guardia no utiliza tapabocas y con solo un par de cucharas revisan todos los alimentos que ingresan más de 3.000 mujeres. La requisa personal está a cargo de mujeres guardianas; después se pasa a la requisa de los perros antinarcóticos y antiexplosivos, y por último, se pasan los alimentos por una banda transportadora y ellas pasan por el scaner que detecta metales. Cada domingo todo es incierto, pues las reglas de juego cambian. No hay normas visibles para las mujeres. Reina la desinformación y el poder de las mujeres ¨contacto¨ que tienen el negocio de establecer quiénes y a qué precio se ingresa a la Modelo cada domingo.
Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159208
11/11
Caption
La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas, abuelas, familiares y amigas, se alistan cada domingo para pasar por el sufrimiento que les espera dentro y fuera de cárcel Modelo, con el fin de visitar a los reclusos. El negocio: La entrada inicia a las 8:00am del domingo. Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario del Estado (Inpec) y la Policía, sin previo aviso a la ciudadanía deciden salir a cualquier hora de la madrugada, a una callejuela oscura, destapada, llena de escombros, barro y de basura a estampar dos sellos en el brazo de algunas mujeres que de forma misteriosa y exclusiva, son avisadas para estar en ese lugar entre 1:00 am y 2:00 am. Hasta 10 horas pueden durar de pie las mujeres que pretenden entrar a Cárcel La Modelo a primera hora del día domingo. Sufren las heladas y el frío de la madrugada, el desorden y la desinformación que produce el Inpec, porque es un negocio para algunos guardias establecer contactos particulares, para generar un monopolio de la información sobre la hora en que van a estampar los sellos requeridos para el ingreso de mujeres. Los primeros 50 puestos de la fila para ingresar a la entrada a La Modelo cuestan entre US$20 y US$30. Este precio lo pagan las mujeres que pueden hacerlo, la mayoría de ellas visitan a familiares sindicados por delitos de narcotráfico. Así lo pudo conprobar WiKi CiudaDana con uno de los contactos que maneja de manera exclusiva este proceso de ingreso. El Calvario: Las mujeres van formando una fila y con el transcurrir del tiempo, ésta se va haciendo mucho más larga y congestionada. El Inpec tampoco informa a las mujeres embarazadas, a las señoras de la tercera edad ni a las que se encuentran con alguna discapacidad, que tienen en el derecho de ingresar de manera prioritaria al establecimiento y evitar la fila de 7 cuadras. Caminar por dos calles destapadas, llenas de basura y malolientes, es la ruta establecida por el Inpec para el ingreso de las mujeres. WiKi CiudaDana observó que las dos cuadras por las que las mujeres son obligadas a caminar, no son necesarias como ruta de ingreso a la Modelo. También se comprobó que no existen canales de comunicación públicos ni visibles que den a conocer las reglas de juego sobre los temas claves que son: hora de estampada de los sellos, número de sellos requeridos, hora de ingreso de la visita y hora de salida. No existe información pública y visible sobre los alimentos que el Inpec autoriza ingresar a La Modelo o los que son prohibidos. Muchas mujeres no logran ingresar, después de este calvario, por la forma en que llevan empacados sus alimentos. Las mujeres pasan por 5 controles de seguridad antes de llegar a ver a su familiar o amigo. Registro de cédula y foto digital es el primer control; revisión de alimentos de manera no higiénica por parte del Inpec pues las mujeres han denunciado que la guardia no utiliza tapabocas y con solo un par de cucharas revisan todos los alimentos que ingresan más de 3.000 mujeres. La requisa personal está a cargo de mujeres guardianas; después se pasa a la requisa de los perros antinarcóticos y antiexplosivos, y por último, se pasan los alimentos por una banda transportadora y ellas pasan por el scaner que detecta metales. Cada domingo todo es incierto, pues las reglas de juego cambian. No hay normas visibles para las mujeres. Reina la desinformación y el poder de las mujeres ¨contacto¨ que tienen el negocio de establecer quiénes y a qué precio se ingresa a la Modelo cada domingo.
  • Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159194
  • Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159195
  • Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159196
  • Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159197
  • Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159198
  • Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159201
  • Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159203
  • Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159204
  • Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159205
  • Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159207
  • Crcel Modelo de Bogot entrada de mujeres159208

La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas,

La entrada de las mujeres al establecimiento carcelario La Modelo, en Bogotá, la capital de Colombia, en su día de visita se volvió un calvario. Más de 3.500 mujeres, que son madres, esposas, hijas, abuelas, familiares y amigas, se alistan cada domingo para pasar por el sufrimiento que les espera dentro y fuera de cárcel Modelo, con el fin de visitar a los reclusos.

El negocio:
La entrada inicia a las 8:00am del domingo. Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario del Estado (Inpec) y la Policía, sin previo aviso a la ciudadanía deciden salir a cualquier hora de la madrugada, a una callejuela oscura, destapada, llena de escombros, barro y de basura a estampar dos sellos en el brazo de algunas mujeres que de forma misteriosa y exclusiva, son avisadas para estar en ese lugar entre 1:00 am y 2:00 am.
Hasta 10 horas pueden durar de pie las mujeres que pretenden entrar a Cárcel La Modelo a primera hora del día domingo. Sufren las heladas y el frío de la madrugada, el desorden y la desinformación que produce el Inpec, porque es un negocio para algunos guardias establecer contactos particulares, para generar un monopolio de la información sobre la hora en que van a estampar los sellos requeridos para el ingreso de mujeres.

Los primeros 50 puestos de la fila para ingresar a la entrada a La Modelo cuestan entre US$20 y US$30. Este precio lo pagan las mujeres que pueden hacerlo, la mayoría de ellas visitan a familiares sindicados por delitos de narcotráfico. Así lo pudo conprobar WiKi CiudaDana con uno de los contactos que maneja de manera exclusiva este proceso de ingreso.

El Calvario:
Las mujeres van formando una fila y con el transcurrir del tiempo, ésta se va haciendo mucho más larga y congestionada. El Inpec tampoco informa a las mujeres embarazadas, a las señoras de la tercera edad ni a las que se encuentran con alguna discapacidad, que tienen en el derecho de ingresar de manera prioritaria al establecimiento y evitar la fila de 7 cuadras.
Caminar por dos calles destapadas, llenas de basura y malolientes, es la ruta establecida por el Inpec para el ingreso de las mujeres.
WiKi CiudaDana observó que las dos cuadras por las que las mujeres son obligadas a caminar, no son necesarias como ruta de ingreso a la Modelo. También se comprobó que no existen canales de comunicación públicos ni visibles que den a conocer las reglas de juego sobre los temas claves que son: hora de estampada de los sellos, número de sellos requeridos, hora de ingreso de la visita y hora de salida.

No existe información pública y visible sobre los alimentos que el Inpec autoriza ingresar a La Modelo o los que son prohibidos. Muchas mujeres no logran ingresar, después de este calvario, por la forma en que llevan empacados sus alimentos.
Las mujeres pasan por 5 controles de seguridad antes de llegar a ver a su familiar o amigo. Registro de cédula y foto digital es el primer control; revisión de alimentos de manera no higiénica por parte del Inpec pues las mujeres han denunciado que la guardia no utiliza tapabocas y con solo un par de cucharas revisan todos los alimentos que ingresan más de 3.000 mujeres.
La requisa personal está a cargo de mujeres guardianas; después se pasa a la requisa de los perros antinarcóticos y antiexplosivos, y por último, se pasan los alimentos por una banda transportadora y ellas pasan por el scaner que detecta metales.
Cada domingo todo es incierto, pues las reglas de juego cambian. No hay normas visibles para las mujeres. Reina la desinformación y el poder de las mujeres ¨contacto¨ que tienen el negocio de establecer quiénes y a qué precio se ingresa a la Modelo cada domingo.

Disclaimer

Please note: the text contained in "Cárcel Modelo de Bogotá: entrada de mujeres" has not been corrected, edited or verified by Demotix and is the raw text submitted by the photojournalist. All views and opinions expressed are that of the independent photojournalist and do not represent the views of Demotix Ltd. These details have been included in order to provide as much information as possible to the Media buyer.